Experiencias

Andrés – Estudiante de Alemán y Pregrado

Soy Andrés y vivo en la ciudad de Kaiserslautern en la región de Rheinland-Pfalz. Vine a aprender alemán y con intenciones de quedarme para seguir estudiando arquitectura acá. Yo terminé el colegio en Cartagena y fui a Bogotá a sacar la visa como aprendiz de Alemán con futuros estudios Universitarios. En Bogotá estudié un año arquitectura y luego me vine para Alemania totalmente independiente.

Llegué en el 2013 a Dresden, donde comencé a aprender de verdad el idioma. Viví en distintas ciudades, me desempeñé en muchos ámbitos para ganar algo de dinero y conocer gente nueva.

Luché mucho para comenzar mis estudios acá.

Luego de casi 6 años y medio, miro hacia atrás y comprendo que a pesar de lo duro que ha sido, fue esta la mejor decisión de mi vida. Estoy muy feliz haciendo lo que me gusta, junto a muy buenos amigos, tanto alemanes como extranjeros. Acá también encontré a la persona correcta.

Si uno le mete ganas, fuerza, tiempo y amor a las cosas, todo se puede. Aun así, no todo ha sido color de rosa.

Entre las dificultades que he tenido esta el desconocimiento y la falta de apoyo al momento de hablar sobre las carreras y Universidades. Al inicio si fue complicado averiguar dónde, qué, cuándo, cómo. Gracias a la página del DAAD logré aclarar muchas dudas. Allí uno encuentra mucha información sobre las distintas carreras y las Universidades que las ofrecen. Tienen también el Link directo de las Universidades. Mejor dicho, todo lo que se necesita para saber bien cómo funciona la cosa. ¡Dedícale tiempo y lee bien!

Personalmente amo el clima, el idioma, la cultura y me parecen muy interesantes los alemanes, a quienes defino como muy precavidos (obvio no todos son iguales). Muchos necesitan algo de tiempo y quizás algunas experiencias para abrirse y convertirse en tus amigos. Necesitan ver qué tipo de persona eres para luego si entablar una amistad.

Lo que más me gusta de Alemania es que existen posibilidades si de verdad quieres lograr algo. A las personas que se esmeran y trabajan duro, se les reconoce su dedicación. Siendo respetuoso, honesto, puntual y responsable se llega lejos.